Cada vez son más los casos de empresarios y autónomos que consiguen la exoneración de sus deudas.

Empezar de cero no es una utopía.  Con la normativa actual, la conocida como Ley de Segunda Oportunidad, una persona física, cualquiera que sea su condición, cumpliendo determinados requisitos, y mediante un procedimiento no excesivamente complejo puede conseguir liberarse de sus deudas y volver a iniciar una actividad.

Nuestro despacho ofrece un servicio de asesoramiento especializado en esta materia, ayudando a empresarios, profesionales y autónomos que, como consecuencia de la crisis económica que padecimos en los últimos años, lastran importantes cargas y deudas por avales a sus negocios, créditos y préstamos personales, etc…

La Ley de Segunda Oportunidad todavía sigue siendo una desconocida:

Esta normativa se encuentra vigente desde el año 2015 y es la que permite, a través de un procedimiento judicial, que una persona pueda conseguir liberarse de todas sus deudas y volver a empezar de cero.

  • Este procedimiento se tramita ante el Juzgado de lo Mercantil de su domicilio, a través de un concurso de acreedores.
  • Se requiere la liquidación total del patrimonio del deudor.  Para conseguir el perdón de las deudas se debe de haber destinado, la totalidad de los bienes al pago de los acreedores.
  • Es precisamente cuando no haya activo y finalice el concurso cuando se decida sobre la liberación de las deudas.
  • Se debe tratar de un deudor de buena fe, lo que supone, como cuestiones más relevantes, que no haya sido calificado como culpable en el concurso y que no tenga una condena en los 10 años anteriores por determinados delitos.

Casos reales de éxito, consulte sin compromiso:

Son varios los casos en los que hemos conseguido que clientes logren la exoneración total de sus deudas, lo que les permite volver a empezar de cero sin revivir los fantasmas del pasado.

Si te encuentras en una situación similar, en nuestro despacho podemos ayudarte.  Contáctenos y estudiaremos tu caso sin compromiso.