Volkswagen condenada por los Tribunales a indemnizar a los propietarios de los vehículos afectados 01 de Diciembre 2016 Las primeras sentencias dan la razón a los afectados de Wolkswagen y condenan a la compañía a indemnizarles por la pérdida de valor de sus vehículos…

Hace meses, cuando el escándalo Volkswagen salió a la luz pública, nuestro despacho, de forma coordinada con el resto de despachos socios de Hispajuris, creó un servicio personalizado de ámbito nacional para la defensa jurídica de los afectados de Volkswagen.

Puesto que en ese momento se desconocían las acciones que Volkswagen iba a emprender, se aconsejó el envío de una reclamación por escrito reservándonos el derecho a ejercitar acciones judiciales.

Volkswagen transcurridos unos meses fue comunicándose con los diferentes afectados, la mayor parte mediante el envío de cartas, informando que se iba a proceder a la reparación del vehículo mediante la actualización del software y que volverían a contactar para concertar una cita con el taller correspondiente.  Muchos de los afectados no volvieron a tener noticias.

Otros consiguieron que su vehículo fuera reparado pero en ninguno de los casos Volkswagen llegó a indemnizar a los afectados lo que motivó que se presentaran demandas judiciales solicitando la condena al fabricante a indemnizarles por la pérdida del valor del vehículo.

Las primeras sentencias comienzan a dar la razón a los afectados, condenando a Volkswagen a indemnizarles por la depreciación del valor de compra del vehículo.  Esta indemnización se fija en torno a un porcentaje del valor de compra del vehículo (del 10% en adelante).

Es importante destacar que alguna de estas sentencias ha sido dictada en supuestos en que Volkswagen llegó a reparar el software.  Lo verdaderamente relevante por tanto, es que, las reparaciones llevadas a cabo en los vehículos afectados no impiden a sus propietarios reclamar indemnización de daños y perjuicios.

En definitiva, se confirma nuestro planteamiento inicial: Volkswagen está obligada no sólo a reparar los vehículos sino a indemnizar a sus propietarios por la depreciación sufrida de su