Una de las cuestiones más planteadas en materia de extranjería es la posibilidad de compaginar un visado de estudiante, o permiso de estancia por estudios, con un trabajo; ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia. Por ello, este artículo pretende servir de orientación para aquellos extranjeros que se encuentren en esta situación, destacando que únicamente resulta de aplicación a aquellos que no sean ciudadanos europeos, los cuales se regirán por otro sistema.

            Para poder obtener toda la información necesaria, requisitos, normativa aplicable y demás datos en relación a los permisos de residencia y visados, incluido el visado de estudiante extranjero que se tratará en las siguientes líneas, la página web de la Secretaría de Estado de Migraciones del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social puede resultar de gran utilidad (http://extranjeros.mitramiss.gob.es/).

            Ahora, en cuanto al visado de estudiante extranjero y la posibilidad de compatibilizarlo con el desempeño de un trabajo, partiremos de los requisitos y contenido del permiso de estancia por estudios. Tal y como se establece en la precitada página web “es una autorización que habilita a permanecer en España por un período superior a noventa días para la realización o ampliación de estudios en un centro de enseñanza autorizado en España, en un programa a tiempo completo, que conduzca a la obtención de un título o certificado de estudios”.

Los requisitos esenciales para su obtención son los siguientes:

  • No ser ciudadano europeo o de países terceros que disponen de acuerdo con la Unión Europea (Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein), ni familiar de éstos por que en tal caso será de aplicación el régimen de ciudadanos de la Unión Europea.
  • No tener prohibida la entrada en España, por ejemplo, por tener una orden de expulsión previa.
  • Acreditar medios económicos suficientes para sufragar gastos de estancia y regreso.
  • Tener un seguro público o privado de enfermedad concertado con una aseguradora autorizada para operar en España.
  • Autorización de los progenitores en caso de ser menores de edad no acompañados.
  • Acreditar la admisión en un centro de enseñanza autorizado en España.

Para el supuesto en el que los estudios, y por tanto la estancia, superen los seis meses, se requerirá carecer de antecedentes penales en España y en los países o país donde haya residido los cinco últimos años y, no padecer ninguna enfermedad que pueda afectar a la salud pública según el Reglamento Sanitario Internacional.

El permiso se concederá por el tiempo de duración de los estudios que se vayan a realizar, con un límite máximo de un año. Por tanto, una vez transcurrido el periodo de un año si se desea prorrogar el permiso deberá solicitarse esta prórroga durante los sesenta días naturales previos a la fecha de expiración de la vigencia de la autorización (artículo 40.2 del Real Decreto 557/2011, de 20 de abril).

Durante el tiempo de vigencia del visado de estudiante, el beneficiario del mismo podrá solicitar autorización para trabajar por cuenta ajena o propia siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

  • La actividad debe ser compatible con los estudios que se están realizando.
  • Los ingresos que se obtengan no podrán ser un recurso necesario para el sustento o estancia, ni se tendrán en cuenta para valorar la capacidad económica para la prórroga del visado.
  • Tener la capacitación necesaria o cumplir los requisitos legalmente exigidos.
  • En caso de trabajo por cuenta ajena, la empresa deberá estar inscrita en el sistema de la Seguridad Social y encontrarse al corriente del cumplimiento de sus obligaciones.
  • El contrato por cuenta ajena deberá estar formalizado por escrito y deberá ser a tiempo parcial o si fuera a jornada completa no podrá exceder de un periodo de tres meses y no podrá coincidir con los restudios que se estén realizando.
  • Para ejercer una actividad por cuenta propia se deberá acreditar que la inversión prevista es suficiente y que se dispone de los recursos económicos suficientes para manutención y alojamiento.

Por tanto, durante la realización de estudios en España los extranjeros podrán trabajar tanto por cuenta ajena, como propia, siempre que esta actividad no afecte a la realización de los estudios para los cuales les fue concedida la autorización de residencia.

Ahora, una vez finalizados los estudios ¿qué alternativas existen para poder permanecer en España trabajando? Este es el aspecto que más preocupa y sobre el que más consultas se reciben. Esencialmente existen dos vías; modificar el permiso de residencia por estudios, por el de residencia y trabajo por cuenta ajena o propia o, solicitar un permiso de residencia para la búsqueda de empleo.

La modificación del permiso de estancia por estudios por el de residencia y trabajo por cuenta ajena o propia es una autorización que debe solicitar el empleador o empresario para la contratación de un trabajador que se encuentra en situación de estancia por estudios en España o el propio interesado para el supuesto de trabajo por cuenta propia. Para solicitar esta modificación del permiso se deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Permanencia continuada en España durante al menos tres años.
  • Haber finalizado los estudios.
  • No tener antecedentes penales.
  • Presentar un contrato de trabajo firmado por empleador y trabajador.
  • Empleador deberá estar inscrito en el sistema de Seguridad Social y estar al corriente de sus obligaciones, así como tener medios económicos suficientes. En el supuesto de trabajo por cuenta propia se deberá acreditar que la inversión es suficiente.
  • Tener la capacitación necesaria para el desarrollo del trabajo o cumplir los requisitos legalmente establecidos para el supuesto de trabajo por cuenta propia.

El mayor inconveniente de este tipo de permisos es que exige que el estudiante extranjero haya permanecido continuadamente durante al menos tres años en España, requisito que no se cumple en muchos supuestos. Por ello, el permiso de residencia para la búsqueda de empleo introducido por el Real Decreto-Ley 11/2018 de 31 de agosto, es una salvación para muchos estudiantes que no cumplían con el requisito de estancia continuada por un plazo mínimo de tres años.

El referido Real Decreto-Ley 11/2018 introduce la posibilidad de que un estudiante extranjero, con nivel de estudios mínimo del nivel 6 del Marco Europeo de Cualificaciones (estudios de grado) pueda permanecer en España durante un periodo máximo e improrrogable de doce meses para buscar un empleo acorde a su nivel de estudios o para emprender un proyecto empresarial por cuenta propia.

Por último, destacar que si durante la vigencia de este permiso el beneficiario logra un trabajo deberá solicitar el oportuno permiso de residencia y trabajo toda vez que el permiso de residencia para la búsqueda de empleo no permite trabajar durante su vigencia. Así, si no obtuviera un trabajo durante el plazo de doce meses de duración del permiso el beneficiario deberá abandonar el país o podrá solicitar un nuevo visado de estudios siempre que se cumplan los requisitos necesarios.

Sonia Rodríguez Martín

Abogado